SEGURIDAD INFANTIL EN EL COCHE

 

Una de las partes en que más empeño y cuidado ponemos es la de la seguridad infantil en la carretera. Nos especializamos y formamos continuamente para poder asesoraros de la forma más completa posible. Y es que este apartado es uno de los más importantes: la seguridad de nuestro peque en el coche.

En esta breve guía queremos dar ciertos apuntes que consideramos importantes, aunque siempre os recomendaremos venir a nuestra tienda física donde poder asesoraros personalizadamente. Es la mejor forma de aconsejaros en base a la edad, altura del peque así como qué vehículo usáis y otros detalles a tener en cuenta. No todo vale y mucho menos no todo queda bien ni es seguro. 

Si buscas una silla de coche que combine seguridad, confort y durabilidad, estás en el lugar adecuado. La seguridad en el automóvil es un tema que no admite concesiones, especialmente cuando se trata de los más pequeños de la casa. Aunque no podemos evitar que ocurra un accidente, sí podemos controlar las consecuencias eligiendo la silla de coche adecuada. Las dos formas de anclaje de los sistemas de retención a los coches: el Isofix (más fácil de usar) y el cinturón de seguridad del propio coche (más tiempo de uso). No conlleva que sea más seguro uno u otro, eso depende de la silla, y su elección se basa más de en las necesidades de cada uno. 

 

 

Básicamente, las sillas se clasifican según dos criterios principales: la orientación (a contramarcha y a favor de la marcha) y el rango de uso, que se determina por factores como la edad, el peso y la altura del niño. Muchas veces se dividen en grupos para poder facilitar categorizaciones que vienen dadas por los factores antes citados. 

 

  

SENTIDO DE LA MARCHA - EXTENDER LA CONTRAMARCHA

La orientación de la silla de coche es un aspecto esencial para garantizar la máxima seguridad de tu bebé en el automóvil. Existen dos tipos de orientaciones: a contramarcha (ACM)y a favor de la marcha (AFM).

Hay consenso y recalcamos la importancia de utilizar sillas a contramarcha como la única opción segura, al menos hasta que el niño cumpla 4 años de edad / 1 metro de altura. Aunque el mercado ofrece sillas orientadas hacia adelante para niños más pequeños y es legal desde los 15 meses, desaconsejamos su uso enérgicamente.

Esto se debe a que la anatomía del niño, específicamente el cuello y la formación ósea de sus cuerpos, no están lo suficientemente desarrolladas para resistir las fuerzas de inercia en un impacto frontal. A partir de 1 metro la proporción cabeza-cuerpo se corresponde más con la de un adulto, pero por supuesto no tiene las mismas garantías de resistir un impacto como un adulto.

Por ello, recomendamos prolongar el uso de sillas a contramarcha el máximo tiempo posible, siendo hasta cinco veces más seguro. Ante los accidentes más graves, los frontales y frontolaterales permite una mayor protección de cuello, cabeza y zona torácica frente a una orientación a favor de la marcha.

Incluso en caso de impactos por alcance las inercias generadas tienen mejor respuesta orientados a contramarcha. Relacionado con la extensión de viajar a contramarcha, es totalmente desaconsejable utilizar arneses a favor de la marcha para sujetarlos precisamente por el impacto y transmisión de fuerza que supondría para sus cuerpos. Una vez que pasen de 1 - 1,25 m con arneses ACM ya podrían sujetarse con cinturón AFM hasta al menos 1,35 m. (1,50 m. recomendable).

 

 

En Mimmos, nos centramos en recomendar sillas que cumplen con altos estándares de seguridad, y en este caso nos lo dan varios elementos que podemos encontrar en una silla así como los tests independientes que hayan superado. Por ejemplo el Plus Test, un estándar sueco riguroso y a día de hoy el más exigente de todos, enfocándose en la protección integral de la cabeza y el cuello del niño, sólo superado por sillas a contramarcha.

 

En el caso de elementos en los que fijarnos en una silla a contra marcha ACM:

 

1. Silla anclaje cinturón    2. Silla anclaje isofix   3. Arnés de 5 puntos

 

  • Materiales: La estructura de la silla es una de las principales inversiones que hacen los fabricantes para minimizar riesgos. Lo ideal es obtener materiales con una gran capacidad de absorción y disipación de impactos. Un buen indicador es que los materiales sean deformables y tengan un diseño específico que permita reducir la llegada de energía al interior de la silla. Normalmente con estructuras de polipropileno o policarbonato complementadas con EPS (poliestileno expandido de alta densidad).
  • Capas y estructura: Poseer varias capas también aumentará la seguridad. Normalmente una estructura principal con un buen refuerzo, a la cual se le añade un cabecero regulable para reforzar la cabeza y cuello. Como extra muchos modelos añaden un protector de impacto lateral como tercera barrera a impactos y refuerzo de los accidentes más habituales en la carretera: los laterales.
  • Arnés: Un arnés de 5 puntos es la mejor forma de sujetar a tu bebé ya que distribuye y refuerza el anclaje a lo largo de todo el torso.
  • Pata antivuelco: Todas las sillas contra marcha necesitan además de sus anclajes isofix o con cinturón, otro punto de sujeción ante los impactos más violentos: bien los top-tether: un cinturón que se ancla a la zona del maletero, bien las patas antivuelco que bajan hasta los pies del asiento del coche. En este caso nuestra recomendación son las sillas con pata antivuelco dada su demostrada efectividad. En el caso de las sillas de anclaje con cinturón, un elemento de refuerzo adicional es el low-tether, obligatorio en toda silla de esta tipología e importante para reforzar su instalación ante golpes frontales y laterales.
  • Volante anticuelvo: No todas las sillas lo tienen, siendo para nosotros un elemento esencial. Conseguimos reforzar la instalación de la silla frente al asiento con mayor presión y un espacio adicional para las piernas. Pero sobretodo reduce el efecto rebote en caso de impacto frontal y es la primera línea de seguridad en caso de impacto por alcance.
  • Reclinado: Los grados de reclinado que ofrece una silla, así como su regulación conforme vayan creciendo es también importante: evitamos lesiones cervicales y riesgo de asfixia postural. La recomendación es partir de al menos 45⁰ de reclinado, sin contar que en algunos vehículos los asientos de línea más deportiva pueden reducir este reclinado.

Sillas AFM: cinturón 3 puntos para sujetar al pasajero. Isofix recomendable para mejorar sujeción silla

 

NORMATIVAS

Las normativas R44/04 y R129 son las regulaciones de seguridad vigentes en la Unión Europea para sillas de coche. La normativa R44 (vigente hasta 2023, donde se aprobó la R129 que sigue hasta ahora) va quedando atrás para ser sustituida definitivamente por la R129. Desde el 1 de septiembre de 2024 las sillas R44 no podrán ni siquiera venderse. Aún así, esto no significa que no puedas circular desde septiembre de 2024 con una silla R44, ya que seguirán siendo válidas y consideradas seguras evidentemente según qué modelo sea.

Es crucial entender que estas normativas establecen sólo requisitos mínimos y no son un criterio definitivo para evaluar la seguridad.

Para alcanzar el cumplimiento de cada norma los fabricantes tienen que atenerse a una serie de criterios que no vamos a detallar, pero establecen que nuestros hijos/as deben utilizar un sistema de retención homologado hasta:

  • R44 con un criterio por peso: 36 Kg. (8-12 años aprox)
  • R129 con un criterio por altura: 1,35 m. (8-12 años aprox) siendo recomendable su uso hasta el 1,50 m.

Cambios en las sillas R129 (i-Size):

 

  • La silla se elige en función de la talla, la edad (tu hijo debe permanecer en posición contra marcha hasta los 15 meses como mínimo) y el peso (tu hijo no debe superar el límite de peso indicado en la descripción de tu silla de coche) de los niños. Esto puede ayudar a mejorar la seguridad, porque muchos padres conocen mejor la estatura que el peso de sus hijos siendo además una variable más fiable. Te será más fácil asegurarte de que tu hijo está en la silla de tamaño correcto.  

  • La norma R129 se considera una protección estándar más segura que la R44, ya que en ella se ha mejorado la protección de la cabeza y el cuello. Los resultados de las pruebas de choque lateral se evalúan como parte del estándar, algo que no se hizo con la norma R44.  

  • La normalización de anclajes ISOFIX, que fijan la silla directamente al chasis del vehículo en sillas de coche con homologación i-Size. La probabilidad de que una silla ISOFIX quede correctamente anclada en tu vehículo es mayor. Aunque existe algún modelo con anclaje de cinturón del coche, todos ellos vienen con guías fáciles de seguir y visualizaciones en color verde/rojo de la instalación.  

 

La homologación siempre aparecerá indicada en una etiqueta naranja adherida a la silla. En la siguiente tabla se ven las equivalencias de uso:

 

 

MODELOS DE SILLA

Los grupos se pueden combinar entre sí para ofrecer soluciones más versátiles. Sin embargo, no recomendamos las sillas que abarcan todos los grupos (0, 1, 2 y 3) ya que suelen comprometer aspectos de seguridad para adaptarse a un rango de edad y peso más amplio. 

Entre las opciones que recomendamos:

  • Grupo 0/1 ACM rotatorio: Modelos de instalación con Isofix que permiten un uso desde el nacimiento con reductores y regulación de reclinado. Al ser giratorios facilitan mucho su uso desde los laterales del coche para meter y sacar el pasajero. Hay modelos totalmente seguros y que mantienen la contramarcha hasta su fin de ciclo de 105cm.
  • Grupo 0/1/2 ACM: Modelos de instalación con Isofix o cinturón que permiten un uso desde el nacimiento con reductores y regulación de reclinado. Al ser fijos y aligerar peso permiten un uso más extendido de la contramarcha hasta los 125 cm.
  • Grupo 1/2 ACM: Modelos de instalación con Isofix o cinturón que permiten un uso desde que los bebes ya tienen unos meses y pueden ir incorporados hasta los 125 cm. a contramarcha. Ideal para segundo hij@ o si se quiere extender la contramarcha más allá de una silla que se tenga de grupo inferior.
  • Grupo 2/3 AFM: Modelo para que el peque viaje ya a favor de la marcha con cinturón. Desde 100 cm. hasta el final: 135 cm es el tope legal, 150 cm. el recomendado. Puede llevar Isofix como sistema secundario de sujeción. 

Existen más opciones de sillas, como los grupos 0 (cucos), los grupos 1 o los grupos 3 (alzadores) que ya aparecen descritos en la tabla, siendo el alzador la opción más desaconsejable de uso. 

 

 

 

 

RECOMENDACIONES EN EL VIAJE

 

La seguridad a la hora de viajar con nuestros peques en el coche no sólo viene dada por la silla del coche y su orientación. Existen multitud de factores interrelacionados. Desde el vehículo que utilicemos a velocidades, condiciones climáticas o del pavimento así como las acciones de terceros. Pero si hay más detalles en los que tener cuidado a la hora de viajar y que no siempre tenemos en cuenta. Aquí os detallamos unos puntos a considerar:

 

 

  • No llevar objetos sueltos en el vehículo, punto es muy importante. Por ejemplo un bolso, que normalmente va con objetos en su interior y es muy común llevarlo suelto puede convertirse en una auténtica pesadilla. Unos hipotéticos 4 kg pueden pasar a ser 158 kg, en caso de frenar sólo a 50 km/h.
  • Elegir la instalación de la silla en los asientos más seguros del vehículo siempre que sea posible, siendo el trasero central la mejor opción y en segundo lugar los traseros laterales (en este caso se suele recomendar más el trasero al copiloto).
  • Verificar la correcta instalación de la silla del coche y de la correcta sujeción de los arneses y/o cinturón antes de emprender el viaje. A veces con las prisas no nos paramos unos segundos a realizar esta revisión.
  • Relacionado con el anterior punto verificar que la posición de silla, su reclinado y la altura del cabecero son las correctas para que vaya bien sujeto, con la cabeza apoyada sobre el cabecero y el arnés naciendo a la altura correcta: los hombros.
  • No poner a los peques con abrigos o ropas muy gruesas dentro de las sillas. Esto provocará una falsa sensación de sujeción. Mejor quitar la ropa de abrigo y después si es caso ya se le puede poner encima o una mantita.
  • En épocas de calor, intentar que viajen lo más fresquitos posibles, siempre con la ropa tapando las zonas por donde pasan los arneses o el cinturón para evitar irritaciones. Intentar que las temperaturas no sean muy elevadas en el interior e hidratar con frecuencia. Si el sol llega directamente existen protectores solares para ventanillas.
  • Si se utilizan accesorios como espejos para verlos a contramarcha, sujeta-cabezas, sujeta-piés, juguetes o pantallas siempre buscar el anclaje más sólido posible para evitar que pueda salir despedido. 
  • Nunca utilizar accesorios que modifiquen los sistemas de anclaje del coche o la silla: ni están aprobados ni nos garantizan que vayan a superar con garantías un accidente.

  

 

En estos apuntes hemos podido explicaros muy resumidamente aspectos a tener en cuenta. Pero siempre os recomendamos ser asesorados en tienda física, donde podemos ver en profundidad vuestras necesidades, resolver dudas y probar en el vehículo / vehículos que utilicéis las sillas para que vuestra última preocupación sea si van o no seguros en el coche. 

 

 

Pregúntanos